Tacho de basura

Ciudad verde

Todas las personas tenemos el derecho a gozar de un ambiente sano, equilibrado y apto para el desarrollo humano. Así lo establece la Constitución Nacional en su artículo 41, donde también indica que es nuestro deber –el de las autoridades, fundamentalmente- proteger este derecho, utilizar racionalmente los recursos naturales, preservar nuestro patrimonio natural y cultural, e informar y educar sobre este tema. +

Para el cuidado de nuestro medio ambiente, consideramos esencial en primer lugar la gestión de los residuos sólidos urbanos. Durante el año 2017, la cantidad de residuos recolectados en la ciudad de Santa Fe fue de 190.143 toneladas, lo que representó un incremento de más de 13% respecto el año anterior, según indica el Santa Fe Cómo Vamos.

En el primer semestre de este año se reutilizaron 485.520 toneladas de residuos, mientras que en el mismo período del 2018 la cifra había sido de 337.520, según datos oficiales. Para profundizar la recuperación de los servicios consideramos que es imprescindible, en primer lugar, trabajar sobre la separación de residuos en los domicilios particulares: concientizar sobre su importancia y las ventajas que genera tanto al medio ambiente como al personal encargado de trabajar en la planta y quienes aprovechan económicamente los residuos.

La recolección de residuos se rige por la ordenanza (Nº 10.035) del año 1996, mediante la cual se concesionó el servicio a dos empresas: Cliba y Urbaser. En los últimos años, se han aprobado en el Concejo Municipal readecuaciones de precios (el monto que el municipio paga a las empresas) y ampliaciones de las zonas en las cuales se presta el servicio. Sin embargo, las obligaciones que deben cumplir las empresas prestatarias siguen sin regularse. Así, hoy en día se pueden observar a simple vista los problemas que esto provoca: el incumplimiento en las frecuencias de días y horarios pactados para la recolección o barrios que  directamente no cuentan con el servicio.

La generación y falta de control de minibasurales se merece una mención especial: en los últimos tres años se aprobaron 235 proyectos para su erradicación o limpieza en distintos puntos de la ciudad. Avanzar en su eliminación es urgente porque afectan la salud de los vecinos, dañan la estética urbana y contaminan el ambiente.

Consideramos fundamental el llamado a licitación del servicio, con una previa redefinición de términos, criterios y prioridades, para constituir un verdadero Sistema de Gestión de Residuos. El nuevo marco normativo debe ser adecuado al tamaño de la ciudad y satisfacer las necesidades de su población. Para eso es prioritario establecer reglas claras, un control más exhaustivo y transparente de las empresas concesionarias con un régimen de sanciones por incumplimiento, y disponer de instancias de evaluación de la calidad del servicio, a través de la participación ciudadana y con foco en las demandas de las personas que habitamos la ciudad.

La correcta gestión de los residuos va de la mano con la mitigación del riesgo hídrico: las fuertes lluvias y las crecidas de los ríos que rodean a Santa Fe son una amenaza constante, y mantener la limpieza de la ciudad sin dudas ayuda en la disminución del riesgo. En este sentido, rigen en nuestra ciudad ordenanzas como la prohibición de entregar bolsas plásticas o la obligación de colocar cestos en altura, que tienen como finalidad evitar la obstrucción de los desagües, anegamientos y la permanencia en los ríos de plásticos y residuos en general.

A su vez, debemos profundizar el tratamiento de los plásticos Polietileno Tereftalato (P.E.T), avanzando en su aprovechamiento o reutilización; creemos que es posible avanzar en una política que permita darles un nuevo destino a los plásticos que día a día se desechan en nuestra ciudad. VER.

Relleno sanitario

En cuanto a la disposición final de los residuos, cabe destacar que el actual relleno sanitario ubicado en el cordón oeste de la ciudad le resta una vida útil de entre 5 y 7 años. Además, es necesario diseñar e implementar programas de separación en origen y sistemas de recolección diferenciada en todas las localidades del Área Metropolitana de Santa Fe que también utilizan el relleno de nuestra ciudad. Así, se podría tratar de forma adecuada los residuos, reducir el costo de deposición y minimizar la cantidad de materiales que se derivan al relleno.

Ordenanza Nº 9714/93Residuos patológicos.

Ordenanza Nº 11917/12Residuos de manejo especial.

Ordenanza Nº 11960/12Registro Municipal de Operadores de Sustancias Peligrosas.

Etiquetas: Sin etiquetas

Los comentarios están cerrados.