NIÑOS-PLAZA

Derecho a la ciudad

Hablar de hábitat no es hablar solo de vivienda, es concebir desde una mirada integral dónde y cómo vivimos: no es suficiente una casa, necesitamos que tenga todos los servicios (luz, agua, gas, pavimentación, desagües), que lleguen y funcionen de forma adecuada tanto el transporte público como la recolección de residuos, además de contar con espacios públicos para usar y disfrutar.

Queremos que la ciudad sea un espacio de generación y desarrollo de oportunidades: para vivir, para desplazarse, para participar de actividades culturales y recreativas, para estudiar y conseguir empleo. Una ciudad respetuosa del medio ambiente, donde sea posible la convivencia pacífica y el respeto por las demás personas, la participación política, el acceso a la información y la comunicación.

Todas las personas somos parte de la ciudad y, al habitarla y transitarla a diario, también la construimos. Por eso, a la hora de planificar el crecimiento y el desarrollo urbano, se debe poner siempre a las personas en el centro de las decisiones.

En este sentido, desde Encuentro estamos convencidos de la importancia de establecer reglas claras para el desarrollo de Santa Fe. Para eso debemos actualizar el Reglamento de Mensuras, Subdivisiones y Urbanizaciones, que fue modificado por última vez en 1979; durante estos 40 años la ciudad ha cambiado y crecido mucho. ¿A qué nos referimos con “reglas claras”? A fijar pautas que desarrolladores y urbanizadores deban cumplir a la hora de intervenir en un sector de la ciudad, no sólo para edificar, sino también para asegurarnos de que quienes allí vivan cuenten con los servicios necesarios y se tenga en cuenta también la traza del transporte público y el sistema de movilidad en general. Es necesario además proteger a futuro ciertas tierras para la construcción de viviendas, escuelas, centros de salud o espacios verdes y/o públicos.

En la misma línea, creemos fundamental la gestión de Vacancias y “Caries Urbanas”, es decir, aquellas propiedades, mayormente abandonadas o inutilizadas, que impactan de manera negativa en su entorno. Hay más de 800 caries en Santa Fe, tanto de privados como de los gobiernos municipal, provincial o nacional. El Estado debe tener una participación activa en la detección de estas vacancias y la generación de políticas para su aprovechamiento, transformándolas en espacios verdes, centros culturales o educativos o áreas en las que se puedan edificar nuevas viviendas.

Así pretendemos, además de fomentar la generación de estrategias de desarrollo urbano, económico y social, desalentar la especulación inmobiliaria o que los inmuebles sean utilizados sin tener en cuenta su función social. Por último, es necesario que la información sobre estas vacancias esté sistematizada y georeferenciada, en pos de una adecuada planificación y el reconocimiento de oportunidades para intervenciones urbanísticas estratégicas.

En la misma línea, creemos necesario regular la Declaración de Ruina para acordar la total o parcial demolición de aquellos inmuebles que, por su estado de degradación, no cumplan con su finalidad, y afecten tanto la seguridad y salubridad de las personas como la estética urbana de la ciudad. Esta es una de las modificaciones que proponemos al Reglamento de Edificaciones (Ordenanza Nº7279/76), que creemos que debe ser rediscutido y actualizado, al igual que el Reglamento de Urbanizaciones.

En esta revisión, pretendemos que se incorporen las reglas que permitan que el desarrollo urbanístico sea más ordenado y eficaz. La ciudad ha experimentado numerosos cambios y, aunque la ordenanza ha sido modificada en algunas oportunidades, debe revisarse desde una perspectiva integral, para que realmente acompañe al crecimiento de Santa Fe, considerando no sólo las necesidades actuales de la población, sino también previendo las futuras.

MIRTA: Cambios en el rol de los profesionales – Criterios de construcción, trámites, materiales.

En Santa Fe también tenemos inmuebles que han sido declarados monumentos históricos o que cuentan con un valor histórico-patrimonial y que debemos proteger. Es un derecho de quienes viven en Santa Fe o la visitan poder disfrutar de estos sitios y/o construcciones que tienen una importancia en la historia y la cultura.

La conservación del patrimonio implica su recuperación y mantenimiento adecuados. Pero además, y simultáneamente, requiere que las intervenciones que se producen en su entorno sean especialmente atendidas: las inversiones en los inmuebles cercanos o lindantes deben contemplar las características como patrimonio edilicio y ser reguladas, para que su valor no se vea alterado. La construcción de nuevos edificios no puede pensarse aislada de su entorno: en el paisaje urbano se debe privilegiar la integración de las edificaciones.

Este tipo de iniciativas o políticas que consideramos esenciales, deben pensarse teniendo en cuenta y en pos de garantizar un derecho fundamental: el de la vivienda, ya sea a través de su construcción o de los alquileres. Creemos en la participación del Estado a la hora de facilitar el acceso al suelo, fundamental para la construcción de la vivienda propia, privilegiando siempre primero las políticas públicas desde una perspectiva de la función social y ambiental del suelo antes que los intereses inmobiliarios de unos pocos.

Quienes no cuentan con una casa propia, mes a mes deben gastar gran parte de su sueldo en asegurarse una vivienda digna a través del alquiler. Según el último censo, en Santa Fe hay 20.730 inquilinos, un poco más de la mitad (53,5%) alquila una casa y el 45,2% departamento. Estos números representan tanto a familias santafesinas como a los y las jóvenes estudiantes que año a año llegan a Santa Fe a estudiar y se encuentran con la necesidad de, además, tener que trabajar para solventar el costo de un alquiler.

Ante la ausencia de datos oficiales, desde Encuentro llevamos adelante una encuesta para conocer la situación de quienes alquilan en la ciudad y cuáles son sus principales problemas o preocupaciones: el cobro de expensas, los requisitos, las responsabilidades de los propietarios, entre otras. Por eso creemos que la información sobre los derechos de los inquilinos es clave, para conocer qué pueden exigir a los propietarios y cuáles son las responsabilidades con las que deben cumplir.

Como ya mencionamos, la vivienda debe formar parte de un hábitat digno. Debemos avanzar en la intervención en asentamientos urbanos informales y su mejoramiento integral desde distintas perspectivas. Una de ellas, la Regularización Dominial, porque la tenencia segura de la vivienda también es un derecho.

En la actualidad, son muchos los vecinos de Santa Fe que, por diferentes motivos, no cuentan con el título que acredita que son dueños de las tierras donde viven. Destacamos los trabajos de Regularización Dominial que se vienen llevando a cabo desde el Municipio y el Gobierno Provincial y creemos fundamental que se profundicen. Estos programas sirven para otorgar seguridad jurídica a quienes aún no cuentan con las escrituras, para que puedan disponer plenamente de su vivienda: solicitar servicios, usarla como garantía, heredarla, etc.

La presencia estatal en los barrios a través del mejoramiento del hábitat también se materializa garantizando los servicios públicos esenciales para la vida cotidiana. Sólo la mitad de la población en aglomerados urbanos accede a los servicios de agua, gas y cloacas. Santa Fe está en deuda con distintas zonas en cuanto a los diferentes servicios: el noreste, norte y noroeste -además de La Costa-, representan el 35% de los barrios que aún no cuentan con el servicio de cloacas.

¿En el Total de 31 Aglomerados Urbanos? La mayor parte de la población tiene acceso al suministro de agua (88,3%), el servicio con mayor cobertura. En cuanto al gas de red, como con el servicio de cloacas, aún queda un 35% sin cubrir.

 Estos porcentajes demuestran la necesidad de avanzar en la ejecución de las obras troncales necesarias para que todas las personas puedan vivir con los servicios, sea cual sea su barrio de residencia.

http://leonardosimoniello.com.ar/proyecto_1_CO-0062-01347156-0

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados