Alero Santa Fe

La cultura de El Alero

Por Nahuel López.

“El Alero es un techo con galería donde uno puede estar adentro o afuera cuando hace calor, o puede enamorarse en El Alero mientras los demás están adentro, o pueden jugar en El Alero y en el parque, o puede aprender todo lo que quiera, o puede trabajar con la computadora, o puede hacer el pan, o puede hacer la comida más rica, o pueden los jóvenes hacer circo, rap, percusión, y experimentar con las máquinas, y también pueden las embarazadas que hay una pieza entera hacer gimnasia, canto, hacer los álbumes para sus bebés, o hacer todo el ajuar”. (Ma. de los Ángeles “Chiqui” González).

El de barrio Coronel Dorrego cumplió 3 años, empezará a funcionar uno en Bº Acería y otro se inauguró el sábado pasado en Bº Las Flores. ¿Con qué se comen los “aleros culturales”? Miren, a mi juicio es un plato integral que se cocina con los ingredientes de las políticas culturales en serio, bastante más allá del copetín del mural y el show en la plaza. Son esos espacios que el Frente Progresista Cívico y Social ha colocado en el corazón del barrio… y del barro. Son lugares humanizados que amparan del aguacero de la marginalidad; donde crecen huertas pero también ilusiones; donde se cosen trapos pero también heridas; donde se construyen marionetas pero nadie domina; donde se borran trazos pero se secan lágrimas.

Los Aleros son escenarios donde el Estado da la cara ante a la sociedad, un Estado que abraza y que no suelta. Los aleros son espacios que saltaron los boulevares, que fueron concebidos libres y que de tan libres se ubicaron donde los bienes culturales se les negaban a los mismos de siempre. A los de allá. Gracias a las políticas culturales reales el “allá” se hizo “acá”, les permitió soñar a los que nunca duermen, les dio palabra a los silenciados, les dio un lápiz a los censurados, les dio dignidad a los humillados.

La matriz de la política cultural del Gobierno de la Provincia de Santa Fe viene de un pasado vacío y logró el reconocimiento de todos, la integración de muchos, y la conclusión mía de que ojalá y la cultura de nuestra sociedad sea la cultura de El Alero, que el gobierno siga siendo progresista de la boca para adentro y siga siendo el techo que iguale, que eduque, que contenga, que divierta y, sobretodo, que no subestime. El deseo se funda en que considero que verdaderamente se pueden reconstruir las tramas sociales y culturales rasgadas, fracturadas por las 2 grandes intenciones políticas que han destrozado y siguen destrozando la integración social nacional. Han provocado la sensación de que es o uno u otro quien tiene la llave de acomodar un poco la cosa y, en Santa Fe, están quienes son funcionales a esa grieta y quienes buscamos aleros de integración.

Si leyeron hasta acá, soportarán una última conclusión. El gobierno provincial creó, visibilizó, democratizó y está sembrando aleros en la ciudad porque cree en lo que hace y, más importante aún, hace lo que cree. “Lo cultural” dejó de evaporarse en la atmósfera política de quienes les conviene generar dependencia y represión de los sentidos y ahora hasta podemos ver acciones concretas, de profundo compromiso político, llenas de sentido, vivas y socialmente progresistas.

*SubDirector de Desarrollo y Orientación Social de la Provincia de Santa Fe – Región III.

Publicada Lunes 10 de Junio de 2019

Etiquetas: Sin etiquetas

Los comentarios están cerrados.